¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

Eran ayer las 23:30 hrs y estaba lista para entrar a la ducha cuando me doy cuenta que me había olvidado (nuevamente) de comprar otro shampoo. Llevo usando el mismo desde hace meeeeses y aunque veo que ya no me está dando resultado sigo usando el mismo.

Mientras me bañaba mi diálogo interno me decía con tono burlón y acusador: “Viste, ésto es exactamente lo que te sucede en el día a día con estrategias, herramientas o hábitos que ya no te sirven  y sigues insistiendo en utilizar". 

Me quedé pensando en ello y ni bien salí de la ducha se lo comenté a un par de amigas para saber si era el agua de Hamburgo que estaba teniendo efectos extraños sobre mí o alguna de ellas se sentía identificada con esta analogía. Sus respuestas fueron muy similares: "¡me muuuuero de la risa, me pasa lo mismo con el shampoo!"

Y entonces pensé: “¿por qué cuernos si el shampoo ya no nos está dando los resultados que deseamos no lo cambiamos?

  1. ¿Por costumbre o comodidad? para evitar decidir entre las cientos de marcas que encontramos en las droguerías y en los supermercados. 
  2. ¿Por miedo? a invertir dinero en otro shampoo y que quizá nos deje el pelo igual o incluso peor de lo que lo tenemos. 
  3. ¿Porque nos cuesta soltar? nos da pena tirarlo porque nos ha acompañado durante mucho tiempo y hasta cariño le tomamos. Ya lo dice el dicho "es mejor malo conocido que bueno por conocer” , y aunque no esté de acuerdo con el dicho, muchas veces preferimos quedarnos con algo que sabemos que no nos hace bien a atrevernos a conocer algo mejor.

Supongamos que ese “shampoo” ha sido para tí hasta ahora una agenda de papel. En otro momento de tu vida quizá la agenda era la mejor herramienta que encontraste para organizarte ya que trabajabas fuera de casa y la llevabas siempre contigo en el bolso o la tenías a la vista sobre el escritorio en la oficina.

Sin embargo tu vida ha cambiado y no te has parado a pensar que posiblemente la agenda de papel ya no se adapte a tu situación actual. Ahora mismo quizá no estés trabajando fuera de casa y si usas un bolso  probablemente sea el bolso cambiador de tu hijo que va siempre repleto hasta arriba. Por la noche cuando te vas a la cama (si es que no te quedas dormida en el sofá) te das cuenta que la agenda quedó todo el día sobre la mesita de luz y no la has mirado ni una sola vez. Cuando miras las tareas que te habías fijado el día anterior te das cuenta que no has podido tachar ni una y comienzas a frustrarte.

¿Entonces por qué no la cambias?

Por ejemplo podrías:

  • colgar un calendario en la cocina o en tu dormitorio con todas tus citas, actividades, tareas, etc
  • bloquear los tiempos en el móvil o también en el calendario del ordenador si trabajas desde casa
  • buscar ayuda externa, si en estos momentos te está costando encontrar el tiempo y la disciplina para organizarte puedo ayudarte. Échale una mirada a mi Taller intensivo online

Si una estrategia ya no te está dando resultado, busca otra, no te quedes enganchada suspirando y lamentándote porque ya no funciona. Revisa el cajón de los recuerdos y piensa qué herramientas o estrategias en algún momento de tu vida te ayudaron a hacer el cambio que tanto te costaba. 

Dime abajo en los comentarios ¿cuál es ese “shampoo” (recurso, estrategia, herramienta) que aún utilizas sabiendo que hace tiempo dejó de dar los resultados que deseas?

Accede a mi Masterclass GRATUITA

9 claves para POR FIN alcanzar tus objetivos

Hola Carina, acabo de terminar de oír tu Masterclass sobre las 9 claves para por fin alcanzar tus objetivos y quiero aprovechar para darte la enhorabuena por ella.

Sinceramente, creo que das en el clavo en todo lo que dices. Yo hace ya cuatro años que me mudé a Hamburgo dejando un trabajo que no me llenaba en absoluto y deseando darle un cambio de rumbo a mi vida. Fijé metas que dividí en objetivos, como tú muy bien explicas con ejemplos que podemos entender todos.

En mi caso, mi meta era conseguir un trabajo relacionado con mis estudios e intereses en Alemania, y para ello me fijé el objetivo de llegar a un nivel de alemán suficiente como para conseguirlo.

Con esfuerzo y un poco de suerte conseguí mi propósito, y empecé a trabajar en la empresa donde he estado hasta que hace unos meses me fui de excedencia por maternidad.

Esta experiencia me ha servido para saberme capaz de alcanzar todo aquello que me proponga. Es por ello que animo a todo aquel que tenga una meta en mente y no sepa como alcanzarla, que escuche tu Masterclass y se ponga cuanto antes a ello. ¡Mucho éxito!
Ana Sánchez de http://www.myspanishsoul.com

Pssst.... ¿a dónde vás?

No te vayas sin tu Masterclass GRATUITA

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con un *



¡Bienvenida! Mi página web utiliza cookies para mejorar la navegación y darte la mejor experiencia. Si continúas aquí, entenderé que estás de acuerdo. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar