Volver país de origen

Volver al país de origen después de vivir en el extranjero

¿Cuántas veces se te ha pasado por la cabeza volver a tu país de origen después de haberte ido a vivir un tiempo al extranjero?

¿Algunas? ¿Muchas? ¿Millones de veces?

Te aseguro que no estás sola con estos pensamientos.

¿Te encuentras ahora mismo ante la difícil decisión si quedarte o regresar a tu país de origen? Te dejo aquí un post corto y eficaz

>>> 7 pasos para ayudarte a tomar tu decisión

Cecilia, nuestra invitada de hoy, no solo lo pensó sino que también lo llevó a cabo. Después de tener una vida “arreglada” en Hamburgo, como nos cuenta en su relato, decidió  volver a Argentina después de estar un tiempo viviendo en Alemania.

 

¿Quieres saber cómo continuó la historia? 

Nombre: Maria Cecilia Di Rienzo

Pais de origen: Argentina

Pais de residencia: Alemania

Tiempo de reisidencia en el extranjero: 11 años

Me llamo Maria Cecilia, tengo 38 años, casada, soy madre de dos hijas (4 y 2) y actualmente ama de casa. Llegué a Hamburgo en el 2007 y durante este período viví también un año y medio en Singapur y otro en Australia.

Conocí al que hoy es mi marido en Rosario, mi ciudad natal. Luego de más de dos años de relación, él tenía que regresar a Alemania y yo, un poco impulsivamente y sin dimensionar lo que eso podía significar, decidí venir con él.

En Hamburgo tenía una buena vida, había podido integrarme bien, hablaba el idioma y hasta tenía amigos alemanes, cosa que al principio creí imposible. Había tenido varios trabajos, que si bien no me hacían sentir realizada ni estaban relacionados a mi carrera, me habían servido para mejorar el idioma y tener mi dinero.

Cuando nació mi segunda hija, nos planteamos con mi marido hacer uso de su licencia de paternidad (Elternzeit) para viajar por Europa y surgió también la idea de aprovechar ese tiempo, junto al hecho de que él estaba buscando un cambio laboral y de que las nenas no iban todavía a la escuela, para probar a instalarnos en Argentina.

Como los dos ya habíamos vivido ahí, siempre estaba la fantasía de volver y además la situación en ese momento nos permitía pegar el salto sin mayores riesgos, ya que mi marido tenía asegurado su puesto de trabajo aca por un año. Además nos gustaba la idea de poder criar a nuestras hijas cerca de mi familia y contando con su apoyo. No obstante, dejamos subalquilado el departamento de Hamburgo y pusimos a mis hijas en lista de espera para el Jardín para el año siguiente. No queríamos pegar un salto al vacío conociendo la situación de ese momento en Argentina.

La vida en Rosario fue muy diferente a lo que imaginamos. 

“Si bien sabíamos que no iba a ser fácil, subestimamos algunas cuestiones, quizás movidos por el entusiasmo de que todo vaya bien"

Después de varios meses de buscar y no conseguir trabajo, llegamos a la conclusión de que para vivir rentando un departamento, sin auto ni grandes lujos debíamos trabajar los dos full time, nuestras hijas tendrían que pasar muchas horas en el jardín y al cuidado de otras personas y sin contar los problemas de seguridad e inestabilidad económica que ya conocíamos.

Con respecto a mi familia, yo tenía en mente que iban a poder ayudarme más con mis hijas pero la realidad demostró que, a pesar de las ganas y los esfuerzos, mis padres, que ya son mayores, no podían hacerse cargo de mis hijas (mientras yo estuviera trabajando) y de mi sobrino, tal como lo habíamos planeado.

A pesar de todo, rescato como positivo el hecho de que mis hijas pudieran compartir tiempo con mi familia y que la mayor haya empezado a hablar español estando allá. Además pudieron adaptarse bien y hasta asistieron 6 meses a un jardín.

Durante el tiempo que estuve allá extrañé el pragmatismo y la organización alemana que se traducen en el respeto hacia el otro y en no hacerle perder su tiempo, el hecho de moverme libremente sin sentir miedo de que pueda ocurrirme algo y la libertad con la que se manejan los niños acá. Me di cuenta que la vida en Argentina estaba más enfocada en consumir, a pesar de que la mayoría no tiene una situación económica buena. Valoré mucho el respeto por el medio ambiente que se pregona en Alemania y la riqueza y amplitud mental que les da a mis hijas el hecho de vivir en una ciudad multicultural como Hamburgo.

Soy conciente de que los alemanes no son cálidos como los latinos pero creo que es algo que a veces sobrevaluamos y que de poco sirve cuando casi todo lo demás cuesta tanto o no funciona bien.

El regreso fue doloroso obviamente porque me separaba de nuevo de mi familia pero por otro lado me hacía feliz volver a mi “segunda casa”, a mi departamento, a mi barrio. Mis hijas se readaptaron nuevamente y volvieron a su anterior rutina. Mi marido aprovechó los últimos tiempos en Rosario para solicitarse a nuevos trabajos, ya que necesitaba un cambio y consiguió uno al poco tiempo de volver.

“Creo que cuando uno está lejos, idealiza el lugar que dejó, guarda recuerdos en su corazon y añora volver a algo que, cuando efectivamente regresa, ya no está”

Todo cambia allá y nosotros también lo hacemos durante el tiempo que estamos lejos. Sin embargo, creo que quien tenga ganas de volver a su lugar natal, debería hacer la prueba por varias razones:

cada experiencia es personal y distinta

no es bueno quedarse con la frustración por no haberlo intentado

sirve para conocernos más, ver cómo hemos cambiado y para reconocer lo bueno que tenemos en este momento

Pero sí es bueno tener en cuenta dos cosas IMPORTANTES, en mi opinión:

  1. Pensar la vuelta como la llegada a un lugar nuevo y mantenerse abierto sin esperar la vida que uno tenía anteriormente
  2. NO pegar un salto al vacío y dejar un resguardo y la puerta abierta para poder volver al lugar de residencia si las cosas no funcionan

¿Sientes que has perdido la confianza en ti misma para alcanzar tus metas profesionales en el extranjero?

Recupera tu poder personal con mi Programa

Despliega tus alas

Solicita tu sesión descubrimiento GRATUITA de aprox. 20 minutos conmigo

Cuéntanos debajo en los comentarios:

¿Has pensado alguna vez en regresar a tu país? 

¿O quizá ya lo has hecho y quieres compartir cómo ha sido tu experiencia personal con nosotras?

LECTURA RECOMENDADA

10 comentarios

  1. Avatar
    Diana
    2 julio, 2019

    Yo he pensado mucho en volver a mi país. Actualmente vivo en Egipto, y ni de locura se podría comparar Egipto con ningún país de Europa, pero comparado con Colombia (mi país) Egipto es en muchos aspectos mejor que otros. Aquí tengo una trabajo y mi esposo tiene un trabajo que nos permite ganar bien y vivir bien, pero con el mal problema de la monotonía. que siento que me carcome.
    Egipto es seguro y muy económico. Colombia es inseguro y costoso, sin embargo me quiero ir. He pensado en crear empresa pero me da un miedo horrible pensar en irme y que las cosas no salgan como quiero. Sé que tendría que esforzarme el doble por tener una vida buena y que mi idea de empresa funciones. Pero también sé que si no funciona, eso implicaría regresarnos a Egipto y empezar de cero. Y eso es lo queme está matando en este momento.

    Responder
    • Sobre Carina
      Sobre Carina
      2 julio, 2019

      Hola Diana!
      muchas gracias por pasarte por el blog y dejarme tu comentario 🙂

      En tu comentario me cuentas que has pensado en crear una empresa y que te da un miedo horrible pensar en irte. Por qué piensas que solo podrías crear una empresa fuera de Egipto? Qué te hace estar tan segura de que tendrías que esforzarte el doble para tener una vida buena y que te tu idea de empresa funcione? Cómo puedes estar 100% segura de ello?
      Naturalmente siempre que comenzamos algo hay una curva de aprendizaje, independientemente en qué país nos encontremos, aunque sí es verdad que la curva de aprendizaje se hace un poco más larga cuando nos encontramos en otro país diferente al nuestro.
      Pregúntate: Cuál sería el peor escenario si me fuera de Egipto y mi empresa no funciona (tanto para mi como para mi esposo)?
      Me dices además que tendrías que comenzar desde cero si regresaras a Egipto, pero piénsalo bien, realmente sería desde cero?

      Cuéntame a qué te refieres exactamente con «la monotonía siento que me carcome». Qué es lo que te resulta monótono actualmente? Qué es lo que te gustaría cambiar?

      Si te encuentras ante una decisión difícil te recomiendo darle una mirada a este post donde comparto un método de 7 pasos para este tipo de dicisiones que muchas veces no son fáciles de tomar.

      https://carinaplanamente.com/como-tomar-decisiones-dificiles/

      un abrazo fuerte desde Hamburgo
      Carina

      Responder
      • Avatar
        Diana
        2 julio, 2019

        Agradezco mucho que me hayas respondido.

        Cuando digo que me da un miedo horrible, me refiero al hecho de tomar el riesgo de dejar mi trabajo, devolverme a mi país y que mi idea de negocio fracase allí.
        Colombia para mí es el mejor vividero del mundo, pero si no eres empleado y si tienes tu propia empresa, ya que lidiar con el tráfico y la inseguridad en el medio de transporte, es tenaz. Diferente a Egipto que aquí trabajo muy cerca de mi casa, 4 dias a la semana y 6 horas al día, bien pago y es un país muy seguro. Sin embargo eso no me hace feliz porque mi sueño siempre ha sido crear empresa en mi país. Por tanto siento que la vida se me está yendo metida en una oficina y regresando a casa (esa es la monotonía que me está matanado).

        En cuanto a crear empresa en Egipto, si lo pensé, e incluso mi idea es hacerla para apoyar a las mujeres latinas que han llegado aquí con la esperanza de haber encontrado el amor de su vida, y resultan siendo unos cafres, y ellas están solas y desprotegidas. Pero no sé si es mi miedo de invertir en un país que no conozco, el hecho de que sé que necesito aprender más en Colombia, para luego crear empresa aquí, o también puede ser el hecho de que no me gusta vivir en medio del ruidoso Cairo y el maltrato animal que se ve en sus calles.
        Ya tengo la experencia de haber emprendido en mi país. Fracasé por mala administracion. Pero ahora lo siento diferente.

        Cairo me ha traido más depresión y me ha quitado la alegria. Me ha cambiado de forma negativa y mi esposo y yo lo persibimos.

        En cuanto a que tengamos que empezar de cero en caso de que la empresa en Colombia no funcionara, pues es básicamente llegar aquí y buscar un trabajo y nuevamente volver a comprar todo lo del hogar, auqnue tengo una gran ventaja y es que soy minimalista, por tanto no es mucho lo que tengo por vender y tampoco por comprar en caso de devolvernos a Egipto.

        Hice el método de los 7 pasos y realmente hay un poco más de pros que de contras.
        Entonces estoy como que por ratos siento los impulsos de irme. De hecho ya di el primero paso y fue comprar las primeras máquinas para mi idea de negocio en Colombia, solo me queda la decisión de arrancar para allá.

        Saludos

        Responder
        • Sobre Carina
          Sobre Carina
          2 julio, 2019

          Hola Diana

          Cuánto tiempo hace que estás viviendo en Egipto? Has buscado ayuda para la depresión? La verdad es yo también la pasé bastante mal cuando llegué a Alemania pero en ese momento (hace 16 anios) no habian tantos profesionales que trabajaran en línea con los que hablar de estos temas. Por si te interesa y te es de utilidad te dejo aquí dos artículos donde puedes encontrar a alguien que te dé una mano con este tema.

          https://carinaplanamente.com/psicologos-hablan-espanol-en-alemania/

          https://carinaplanamente.com/terapia-online-residentes-en-el-extranjero/

          Pueden ser muchas las razones por las cuales estés indecisa, pueden ser una mezcla de miedos, falta de claridad y conflicto de valores (por ejemplo cuando comentas que no te gusta vivir en medio de una ciudad donde se ve el maltrato animal en sus calles. Si uno de tus valores más importantes es el respeto por la naturaleza y los animales es normal que eso choque contigo).

          Con esta última pregunta ya me despido de vos 🙂 Qué necesitas para tomar la decisión si quedarte o irte? Y cuál es el costo de no tomar una decisión y seguir así? (al final eran dos preguntas ;-))

          Sea cual sea tu decisión, en mi opinión, es importante que la tomes cuanto antes porque cuando lo hagas vas a sentir un GRAN alivio, lo he vivido a nivel laboral.

          te mando un abrazo de oso!

          Responder
  2. Avatar
    Lucía
    6 octubre, 2019

    Hola Carina , he leído con mucha atención tu artículo porque me encuentro en una difícil situación personal. Yo me quedé en España por amor, me casé pero las cosas no me han ido bien, laboralmente ( no he logrado ni siquiera un trabajo donde cotizara ) , socialmente la Verdad es que no he conseguido hacer amigos, solamente «conocidos» . Mi matrimonio está a punto de romperse (+de 15 años de casada) y me encuentro con la situación de por qué quedarme aquí y sopesando el volver a mi país donde no sé con qué me puedo encontrar. Estoy perdida.

    Responder
    • Sobre Carina
      Sobre Carina
      6 octubre, 2019

      Hola Lucía

      Muchas gracias por compartir tu situación personal conmigo. Siento mucho por lo que estás pasando 🙁

      Cuánto hace que te fuiste de tu país? De qué país vienes?
      Cuando dices que no sabes con qué te puedes encontrar si regresas a tu país a qué te refieres exactamente?

      Pregúntate lo siguiente: Además de quedarme en España por amor, qué otras razones o motivos tenía para permanecer allí?

      Si lo prefieres puedes escribirme a mi correo hola@carinaplanamente.com

      un abrazo fuerte desde Hamburgo
      Carina

      Responder
  3. Avatar
    Amalia
    25 octubre, 2019

    He vivido en China por 4 años. Volví a Argentina hace 5 años. Comencé un emprendimiento familiar que desató una pelea familiar muy fuerte y obviamente el emprendimiento no pudo continuar. Al año de ello, quedo embarazada, mi hijo hoy, tiene 3 años. Me separé del padre hace un año y medio. Me dedico a hacer consultoría en negocios con China, pero Argentina es un país que vive en crisis, y existe claramente una idiosincrasia con la cual no me identifico en absoluto. La verdad es que no soy nada feliz viviendo acá. El año pasado regresé a China por trabajo, y sentí que volvía a mi casa… porque siento que China es mi lugar en el mundo. Quiero volver a vivir allá, pero hoy mi problema no es nada más ni nada menos que mi hijo. Él no es el problema en sí, sino que si me voy, mi hijo viene conmigo, y por más que esté separada del papá, sé que esto le puede ocasionar muchísimo dolor al padre (compartimos la tenencia del niño y nos llevamos bien dentro de todo). Sé que si me vuelvo a China, a mi hijo le voy a dar una muchísimo mejor vida que la que tiene acá, no sólo porque en China trabajo muy bien (y acá en Argentina la verdad es que me va mal), y le puedo brindar mejor calidad de vida, y una excelente educación, y todo lo que conlleva vivir en un país como China, además de que creo que ver a su mamá feliz, le va a hacer feliz a él también. Acá en Argentina realmente soy muy infeliz. No me siento nada cómoda, me cuesta todo el triple, por más que esté con la familia, nunca he sido apegada, y de hecho, siempre nos llevamos mejor cuando estuve afuera. Ahora me siento con esa angustia de sentir que tengo que tomar esa decisión, y dar este paso enserio. No sé cómo encararlo. Ni al padre ni a dar los pasos siguientes porque con un niño de 3 años, es un poco más difícil tomar la decisión, pues ya no estoy sola.
    Qué piensas de esto?

    Responder
    • Carina
      Carina
      25 octubre, 2019

      Hola Amalia

      Muchas gracias por tu comentario 🙂

      Uff qué situación difícil!

      A ver empecemos por parte. Por lo que entiendo ya sabes lo que quieres pero no te animas a dar el paso para no herir al padre de tu hijo y a tu hijo, verdad?

      Has pensado si hay una tercera opción además de quedarse en Argentina o regresar a China? Otro país quizá?
      Has hablado de este tema con el padre de tu hijo? Sabes lo que piensa al respecto?
      Consideras que hay alguna posibilidad de que puedas adaptarte por ejemplo en otra ciudad diferente a la que te encuentras ahora en Argentina? Quizá más lejos de tu familia?

      A este tipo de decisión se enfrentan muchas personas una vez han emigrado a Alemania y a otros países de Europa. Después de un tiempo comienzan a dudar si volver a su país para estar con su familia o quedarse en Alemania donde tienen seguridad y estabilidad económica.

      Algunos han decidido regresar y probar suerte como lo ha hecho Cecilia, otras se han ido y se han quedado. Tomes la decisión que tomes es necesario que tomes una y evalúes todo lo que puedes ganar y perder con cada una.

      Creo que es importante que te haga la siguiente pregunta:

      Me veo viviendo en Argentina los próximos 5, 10 o quizá 15 anios?

      La verdad es una decisión muy personal, no puedo aconsejarte qué hacer, no sería responsable de mi parte. Lo que sí puedo decirte es que es importante que decidas si vas a quedarte o si te vas a ir para poder trazar un plan de acción. Si decides quedarte buscar la forma de adaptarte al país y encontrar otro trabajo quizá y si te vas …planificar la mudanza.

      Tomes la decisión que tomes te deseo todo lo mejor!

      un abrazo fuerte
      Carina

      Responder
  4. Avatar
    Amalia
    25 octubre, 2019

    Hola Carina! Gracias por tu respuesta. Sí, estoy analizando irme a otro país también; uno que es frontera con Argentina para la cercanía entre el padre de mi hijo y mi hijo. En este sentido, me dejo de lado por un tiempo más, e intentaré instalar mi consultora allí. He hablado con el padre del chico, pero es que como él ni siquiera hace un aporte mensual de nada, entonces de todo me encargo yo económicamente. Por esto es que es aún más necesario que tome una decisión urgente. Respecto a todas las preguntas que planteás, y que también me las he planteado, todas indican mi salida de acá. No tengo problemas absolutos en adaptarme a ningún lado. He vivido en China sin hablar el idioma al principio, por 4 años. Jamás extrañé ni al asado! Imagínate. Vivir afuera no me genera miedo, ni sentimientos de ansiedad ni por asomo. Al contrario, me siento libre y feliz estando en cualquier otro lugar. Mi estancamiento es cómo encarar esta decisión ya que tengo un hijo que no es mi propiedad, sino que tiene un padre que lo ama. Pero la verdad es que el padre tampoco aporta un centavo. No sé cómo se hace cuando querés irte y tenés un niño pequeño y estás separada del padre. Además, el año siguiente el nene empieza el colegio obligatorio.
    Te mando un abrazo y gracias por tu tiempo en responder. Realmente estoy muy agobiada.

    Responder
    • Carina
      Carina
      26 octubre, 2019

      Gracias a vos por pasarte por el blog y animarte a compartir tu historia.

      un abrazo fuerte!
      Carina

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Andrea Carina Planamente Ayala, propietaria del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de Privacidad. 

Únete a mi Comunidad

  

Y te llevarás mis mejores

consejos y herramientas

para tu desarrollo profesional y personal

en el extranjero

Nombre (sin apellido)

Correo